Thursday, March 21, 2013

POESÍA FESTIVAL: MIGRACIÓN DEL CANTO Poetas de Los Ángeles Sin Permisos Ni Fronteras. Selección y Edición de Antonieta Villamil.




ÍNDICE

3   /   Migración del Canto: Poetas de Los Ángeles Sin Permisos Ni Fronteras, 
         Por Antonieta Villamil.

5  /  Emilia Chuquín
10 /  José Manuel Rodríguez Walteros
12 /  Dukardo Hinestrosa
17 /  Alicia Partnoy
21 /  Raúl Arredondo
26 /  Antonieta Villamil
29 /  Roberto Leni
31 /  Dora Magaña
36 /  Ricardo Ventura
40 /   Leonardo Ibáñez
45 /  David Mangas
48 /   Marina Moncada
50 /   Julio Benítez
53 /   Rossana Pérez
55 /  Alejandro Molina
60 /   Oxc Lebrán
62 /   Celerino Hernández
65 /   Valentín González Bohórquez
67 /   Alberto Villalobos
69 /   Joseph Sarria
70 /   Mauricio Campos
72 /   Virgilio González
74 /   Iván Figueroa
76 /   George De Aztlán
77 /   Julio Rodríguez (The Conga Poet)
80 /   Objetivo de la revista anual Poesía Féstival. 

MARZO 21 CELEBRAMOS EL DIA MUNDIAL DE LA POESIA CON LA POESÍA FESTIVAL Inspirado por WPM WORLD POETRY MOVEMENT, MOVIMIENTO POÉTICO MUNDIAL.

POESÍA FÉSTIVAL
Migración del Canto
POETAS DE LOS ÁNGELES SIN PERMISOS NI FRONTERAS

Por Antonieta Villamil
2013—Año Dos Primavera de La Galaxia

En esta selección de poetas latinoamericanos de Los Ángeles, prima el compromiso del poeta con su pueblo al manifestar a través de su escritura, las injusticias de los estados de poder. Prima la urgencia de compartir nuestras vivencias como una forma de guardar memoria y de resistir las miserias en contra de cualquier forma de violencia, desplazamiento, discriminación o desarraigo.

Es esencial abrir espacios de creación y expresión para la poesía y la escritura en el idioma materno, en nuestro caso en español, en Los Estados Unidos. Es urgente que nuestra gente sea tocada y nutrida por el poder de la poesía en el idioma en que nuestro corazón siente, en el idioma en que nuestra mente se expresa.

El español es un idioma local en Los Ángeles. Nos hacen falta espacios públicos de creación y expresión en español y esta carencia debilita nuestra cultura. Según el censo somos más del 65% de hispanohablantes. Esta es una lucha por el alma de la diversidad. En un país de tan variadas culturas no se puede imponer un sólo idioma, porque mutila un universo paralelo que debe coexistir por el bien de la multiplicidad.

¿Es acaso el destino impuesto a nuestro pueblo ser una masa para ser usada como carne de cañón? El sistema de poder impone y hace que se cumpla este designio desde el primer día de la vida de un niño. Así, extranjeros y alienados de nuestra propia cultura en lengua materna; fácilmente nos convertimos en máquinas de guerra.

Los pueblos originarios pre-americanos y de África saben esto de memoria porque lo han sufrido en carne propia. Aquellos que afirman ser superiores cortan primero el espíritu de nuestras culturas imponiendo un sólo idioma y mutilan así el tesoro cultural que significa acceder al cultivo de la poesía en comunidad, que es una de las pruebas incuestionables de nuestra experiencia y nuestro paso en este mundo.

Si no se enseña arte, música, escritura creativa en las escuelas al niño del pueblo, eso lo robotiza. El cultivo de la poesía humaniza y ayuda a prevenir la violencia. Una canción es primero un poema. Un poema de testimonio histórico, antes de ser novela o película, es primero un poema épico.

El trabajo del poeta es fundacional porque a través de su trabajo escribe la experiencia y la memoria de su pueblo, de su comunidad. El poeta es la conciencia de la tribu porque sin memoria escrita en poesía, un pueblo es presa fácil de la esclavitud y de la explotación. Es urgente cultivarla, leerla, aprenderla y compartir la poesía escrita hoy. El ángel de la paz y la creatividad habla al corazón en el idioma materno. El cultivo de la poesía, en nuestro caso en español o castellano, ayuda a combatir de BASE la cultura sucia de la guerra.

Insistimos con nuestro quehacer, nuestra escritura, en aportar al diálogo de cambio, en la sensibilización, en la humanización a través de la poesía y el arte testimonial de conciencia. Plantamos la semilla hacia el cambio por una política progresista integral en el terreno social y en el medio ambiente, en el marco de la paz y el desarrollo sostenible.